Las Delicias | Vejer de la Frontera

En tres palabras:

#curioso #decoración #musical

¿Cómo lo conocimos?

Nos hablaron de él y la casualidad que un amigo tocaba allí, así que no tuvimos excusa para probarlo.

¿Precio?

Pedimos para compartir, varias tapas y postre, la cuenta fueron unos 15€ por persona.

¿Tipo de comida?

Como muchos otros sitios de Vejer, atún, carnes y verduras de la zona. 

¿Qué nos llamó más la atención?

La finca ha sido derruida completamente y se usa exclusivamente para la zona de comedor. Da la sensación de estar en un teatro, con techos increíblemente altos (unos 3 pisos), decorados con palets, andamios, telas pintadas y papel pintado para las paredes.

Plato estrella (según lo que comimos)

La tosta de foie y manzana estaba muy rica, pero sobre todo el pan, no es la típica tosta y eso se agradece mucho. El tartar sabía a atún cosa que agradecimos toda la mesa. Y el coulant (aquí llamado fluido de chocolate) fue todo un acierto. 

Recomendado para:

Pequeños grupos o parejas, no hay mesas grandes y sí mucha cola para entrar. Nosotras comimos en las mesas altas de los andamios, no es lo mejor pero te ahorrarás una gran espera.

Puedes encontrarlo aquí:

Los quatro gatos | Vejer

En tres palabras:

#cueva #romantico #paraconocer

¿Cómo lo conocimos?

Nos lo recomendaron en el hotel “La Botica” de Vejer y acertaron de pleno!

¿Precio?

Probamos varios platos, con vino y postre, y la cuenta rondó los 55€.

¿Tipo de comida?

Sabores de la tierra, pero con un toque diferente. Hay platos que sorprenden, sobre todo por la fusión de sabores (dulces, salados, formas…)

¿Qué nos llamó más la atención?

Al entrar accedes a una pequeña habitación alargada, decorada con colores y diferentes tipos de mesas, al fondo se encuentra el salón con una cúpula de piedra que deja ver la singularidad del edificio, construido bajo las piedras. En el exterior, cuenta con una terraza con vistas a la campiña, todo un lujo, sobre todo para los visitantes.

Plato estrella (según lo que comimos)

La ensalada y el postre de migas de chocolate fueron un gran descubrimiento, mezcla de sabores total!

Recomendado para:

Ir en pareja o grupos reducidos.

Actualización:

Lamentablemente está cerrado 🙁

El Jardín del Califa | Vejer de la Frontera

En tres palabras:

#íntimo #marroquí #romántico

¿Cómo lo conocimos?

Es muy famoso en Vejer de la Frontera, por lo que decidimos probar

¿Precio?

20€ por persona, pero el sitio y la comida lo merece

¿Tipo de comida?

Comida marroquí y libanesa

¿Qué nos llamó más la atención?

El restaurante en sí. Escondido en unas mazmorras su decoración es espectacular

Plato estrella (según lo que comimos)

Estaba todo muy rico, pero destacaríamos el cous cous agridulce con ternera

Recomendado para:

Parejas

La Cervecería del Palmar | Vejer de la Frontera

En tres palabras:

#playa #ubicacion #todoelaño

¿Cómo lo conocimos?

Es fácilmente reconocible, sobre todo si vas a la playa del Palmar fuera de temporada, de los pocos sitios abiertos todo el año.

¿Precio?

15€ por persona, aunque lo ponemos en 15, es un poco relativo, puedes gastar menos y más, depende mucho de lo que pidas.

¿Tipo de comida?

Sobre todo pescado, aunque tiene carne conguisos típicos, hamburguesas… hay para todos los paladares. Pero ya que estas en la costa, mejor pescado.

¿Qué nos llamó más la atención?

El famoseo que te encuentras, las vistas que tiene y el poder disfrutarlo cualquier fin de semana del año.

Plato estrella (según lo que comimos)

No sabriamos elegir, hemos ido varias veces y la verdad suele gustarnos todo lo que pedimos.

Recomendado para:

Ir en grupo de amigos, después de un día de playa, antes de salir de fiesta 🙂

Valvatida, cocina rural | Vejer de la Frontera

En tres palabras:

#diferente #acogedor #comoencasa

¿Cómo lo conocimos?

Pura casualidad, buscando un bar para tomar algo y sin tener muy claro que queríamos cenar. Fue doblar la calle, ver una puerta de madera natural y entrarnos la curiosidad.

¿Precio?

Con botella de vino incluida, cena para dos por 40€.

¿Tipo de comida?

Comida casera, con un toque de novelerio pero del bueno.

¿Qué nos llamó más la atención?

El local, la forma de sentarte junto a un mueble de cocina donde puedes ver los platos y cubiertos con los que comerás, la pequeña ventana donde se concina todo y esa intimidad que dan las pequeñas mesas, aunque tengas una pareja sentada muy cerca tuya.

Plato estrella (según lo que comimos)

Después de dos visitas y probar casi la carta al completo, nada se iguala a las costillas…

Recomendado para:

Ir en pareja, o con un pequeño grupo.